Objetivos On line

Todo comercio tiene objetivos diferentes. Es importante saber con precisión qué es lo que quieres conseguir con tu estrategia online para poder establecer tus prioridades de forma adecuada y poner tu plan en marcha. Porque no querrás desesperarte, ¿Cierto?

Existen distintas formas en las que el mundo digital puede ayudar a tu negocio. Por ejemplo, creando relaciones en redes sociales, a través de la venta online o encontrando nuevos clientes. O incluso manteniendo tus clientes actuales.

Una buena manera de empezar es hacerse una pregunta muy fácil:

¿Por qué quiero tener presencia en Internet?

Imagina que eres el dueño de una peluquería. Tus objetivos podrían ser: Cortar el pelo a un mayor número de clientes, incrementar tus servicios especiales que los tradicionales que son lavar y cortar o mejor aún, vender más productos de los que ofreces.

Pero antes de que cualquier cliente quiera ir a tu negocio, él tiene que saber que existes.

Así que vamos a empezar por aquí: Darte a conocer en la web.

Una forma fácil de conseguirlo es anunciar tu negocio en los directorios locales disponibles en la red. Así, cuando la gente busque un peluquero con la ayuda de un buscador o en mapas online, aparecerá tu establecimiento.

Después, puedes crear un sitio web para publicar información sobre tu negocio. Puedes incluir datos útiles como horarios de apertura, la dirección física de la peluquería, foto y videos, tus tarifas o los servicios que ofreces.

Otra opción es crear una página en redes sociales como Facebook, Google+ o Twitter y compartir fotos de tus peinados, hacer ofertas especiales y conectar con tus clientes en tiempo real.

A medida que empieces a cumplir los objetivos que te marques, más gente sabrá de ti. Es normal que tus prioridades cambien con el tiempo y que, por ejemplo, pases de centrarte en aumentar el tráfico a tu sitio web a trabajar para convertir estas visitas online en clientes efectivos.

También puedes añadir nuevas funcionalidades a tu web, como la solicitud de citas, una sección de “opiniones” donde los clientes puedan hablar favorablemente sobre ti o incluso una tienda online donde vender tus productos capilares y estéticos.

Una vez que utilices el medio digital para atraer visitas y convertirlas en clientes reales, puedes empezar a expandir tu negocio invirtiendo en publicidad online. Digamos que el mismo negocio propicie la inversión.
Sean cuales sean tus objetivos en Internet, e independientemente de lo cerca que estés de conseguirlos, tus prioridades irán evolucionando con el tiempo y creciendo conforme lo haga tu negocio.
Para asegurarte que estás cumpliendo con tus metas, es importante que midas tus progresos durante todo el proceso.

Esto es posible gracias a la Analítica web. La analítica web te permite saber qué está funcionando, así como los aspectos que deberías mejorar.

Gracias a las herramientas digitales, dispones de diferentes opciones para medir el éxito de tu estrategia online.

Resumiendo.

Antes de comenzar con el mundo digital, debes tener una idea clara de lo que quieres conseguir exactamente. Después, asigna prioridades a tus diferentes objetivos online y así te será más fácil cumplirlos. Formulemos un cronograma de objetivos.

Conclusión.

Abrir tu negocio en Internet te brinda muchas oportunidades, pero al tener tantas opciones entre las que elegir, corres el riesgo de acabar perdiendo el tiempo y el rumbo. Fijar unos objetivos específicos puede ayudarte a manejarte en el mundo digital.

Compártelo
Share